Dios Obrando en Nosotros

Written on 10/31/2018

Department:
Author: Steven Timmermans

A principios de este año, el sínodo animó a los ministerios denominacionales a honrar al 400 aniversario del Sínodo de Dort, que se reunió en 1618-19 en la ciudad de Dordrecht en los Países Bajos. El resultado del Sínodo de Dort se redujo a cinco puntos que Jim Osterhouse describe en Faith Unfolded (disponible gratis en Digital Library) usando el acrónimo FAITH: Humanidad caída, Adoptada por Dios, Expiación intencional, Transformada por el Espíritu Santo, y Sostenida por Dios.

La idea de la humanidad caída fue explicada en los Cánones de Dort de esta manera:

Hay, sin duda, cierta luz de naturaleza que permanece en todas las personas luego de la caída, en virtud de la cual retienen algunas nociones acerca de Dios, de cosas naturales, y la diferencia entre lo que es moral e inmoral, y expresan cierto afán por la virtud y por el buen comportamiento exterior. Pero esta luz de naturaleza está lejos de permitir que los humanos lleguen a un conocimiento salvador de Dios y de su conversión a él—hasta ahora, de hecho, que no lo usan correctamente aún en asuntos de naturaleza y sociedad. En vez de ello, distorsionan por completo esta luz de diversas maneras, cualquiera que sea su carácter preciso, y la suprimen en la injusticia.

Estas afirmaciones, escritas hace 400 años, siguen siendo verdad hoy. Den una mirada a un par de historias en nuestra sección de Ministerio Compartido para ver algunos ejemplos. El matrimonio forzado, tráfico humano, y abuso de poder en las iglesias son todas distorsiones despreciables de la luz. Pecados como estos esclavizan a las personas, suprimiendo su dignidad como portadores de la imagen de Dios.

Cuando pensamos acerca de todo el pecado en nuestro mundo y nos enfocamos en estas atrocidades, podemos llegar a desanimarnos. Pese a que todos hemos estado inclinados al mal desde que nuestros primeros padres pecaron, ha habido momentos en la historia de las sociedades donde parecía que la luz estaba triunfando sobre la oscuridad. Para muchos, se siente como si ahora la oscuridad estuviera superando la luz.

Si se siente de esta manera, le ofrezco una advertencia y una palabra de aliento.

Mientras que las amenazas son reales y el diablo siempre está trabajando, tal vez sentimos la carga más que nunca, porque hemos alcanzado nuestro punto de saturación. Casi todos los días, somos bombardeados con terribles noticias en la televisión y comentarios destructivos a través de las redes sociales. En tiempos pasados, había mucho que ignorábamos. Esto ya no es el caso. El pecado es dolorosamente real dondequiera que miremos.

En otras palabras, tal vez la oscuridad no está superando a la luz de un modo mayor que en el pasado. Simplemente, tal vez lo estamos notando más que antes.

En su preámbulo para rendir homenaje al 400 aniversario de los Cánones de Dort, el Sínodo 2018 también dijo que debemos poner especial atención en las doctrinas de gracia. Esta gracia es evidente conforme vemos a Dios usando ministerios tales como Resonate y World Renew trabajando para prevenir el tráfico humano y el matrimonio forzado de niños. Es evidente que el Espíritu Santo guía a las congregaciones para usar herramientas del Ministerio de la Iglesia Segura a fin de prevenir mejor y responder al abuso.

Tengan ánimo. Vivan agradecidos. Dios no nos ha abandonado en nuestra miseria. Más bien, la gracia de Dios es asombrosa. Tal como los Cánones de Dort nos recuerdan:

Como resultado [de la gracia de Dios], una obediencia dispuesta y sincera del Espíritu ahora empieza a prevalecer donde antes la rebelión y resistencia de la carne eran completamente dominantes… Porque la gracia es otorgada a través de exhortaciones, y usalmente cuanto más fácilmente cumplimos con nuestro deber, más brillante será el favor de Dios obrando en nosotros, y mejor avanzará esa obra. Solo a Dios es dada toda la gloria por siempre, tanto por los medios y por su fruto de salvación y eficacia. Amén.

See comments and add your own.